Miércoles, 17 Septiembre 2014 12:07

La regata más extrema y helada del mundo Destacado

Valora este artículo
(0 votos)
Si casi todas las regatas oceánicas existentes se venden como el Everest de la vela, la Sailing The Artic Race (STAR) bien podría compararse con un viaje a la luna. De hecho, son más los astronautas que han puesto pie en el satélite que los que se han atrevido a repetir la experiencia de cruzar el Ártico a vela. 

Pero la organización liderada por Robert Molnar están seguros de poder reclutar una veintena de regatistas/aventureros para adentrarse en el océano más pequeño y peligroso del planeta.

La primera edición de esta competición en la que cuesta diferenciar entre navegación y aventura extrema está prevista para el verano de 2017. El objetivo es completar la ruta marítima conocida como el Paso del Noroeste. Nueva York sería el punto de partida de una ruta que atravesará Norteamérica de este a oeste por el norte hasta Victoria (Canadá), eso sí, con cinco escalas en puertos de Canadá, Groelandia y Alaska (EEUU) para que los participantes puedan abastecerse de víveres y, sobre todo, reparar daños y averías en los barcos.

Y es que surcar las aguas del Ártico es navegar por un campo de minas de hielo. Aunque la tecnología -radares, aviones y satélites- que disponen los patrones y la organización de la regata es cada vez más precisa a la hora de localizar icebergs, el riesgo de colisión persiste.

"Actualmente los satélites solo pueden localizar hielos de más de 100 metros de longitud; un hielo de 100 metros se rompe y genera hielos de 50, 20 o 10 metros y un hielo de 20 o de 10 metros ya no es visible con el radar", explicaba Denis Horeau, director de regata de la Vendée Globe, la vuelta al mundo en solitario y sin escalas, la regata más extrema, al menos hasta ahora.

Los escépticos de la Sailing The Artic Race argumentan que las principales regatas oceánicas, como la Volvo Ocean Race, la Barcelona World Race o la misma Vendée Globe, optan por establecer una zona de exclusión por la que la flota tiene prohibido navegar debido a la presencia de hielo cuando los barcos e adentran por el océano Índico. En la nueva competición, esgrimen, resultaría imposible trazar una ruta segura. Pero, para los promotores, esa gran diferencia, ese peligro constante, debe ser el principal atractivo de esta regata. Además, según cuenta Molnar a la CNN, "debido al cambio climático podemos hacer esta regata".

Según consta en la página web de la STAR, la flota está abierta a varias clases, desde el pequeño Fipofix Open 16 (de 4,9 metros y construido con un innovador material de fibras volcánicas que, según el fabricante, está llamado a revolucionar la náutica por su resistencia) a los VO65 (los nuevos monotipos de la Volvo Ocean Race), pasando por la Class 40.

Falta por ver si hay patrocinadores que compartan esa visión de vela extrema y helada y, aún más importante, si hay regatistas dispuestos a asumir los riegos de competir en el Ártico.

Noticia: nauta360

Visto 7292 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Octubre 2015 22:38

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

OKnoticias.com - C/ Marqués de Monteagudo 18, 2º planta. 28028, Madrid (España) - Tlf (34) 91 713 11 72 - AVISO LEGAL - POLÍTICA DE COOKIES Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.